Agricultural Solutions
BASF Control Profesional de Plagas España

Fourmidor®

Fourmidor® es un cebo insecticida en forma de gel listo para usar. Actúa a través del contacto e ingestión en dosis muy bajas. Las hormigas se sienten altamente atraídas por el sabor dulce del mismo.

Beneficios

Fourmidor® ofrece cuatro beneficios claves para el control completo de la colonia de hormigas.

  • Máxima eficacia de fipronil a baja dosis
  • Cebo con formulación de baja densidad muy apetecible
  • Control rápido y total de las colonias de hormigas
  • Rápido, fácil y cómodo de usar tanto en interior como en exterior (alrededor de edificios)
 Toni Molina Blanchar

Toni Molina Blanchar

BASF Española S.L.

Responsable del negocio para España y Portugal

Control Profesional de Plagas

¿Por qué Fourmidor®?

Fourmidor® es una herramienta de alto valor que garantiza un control total y seguro de las hormigas.

Fourmidor® es una formulación a base de fipronil, lista para usar, de eficacia demostrada, muy potente y de efecto constante y duradero.

Fourmidor® utiliza los hábitos naturales de alimentación de las hormigas para garantizar un control rápido y total de la colonia.

Fourmidor® es rápido y fácil de aplicar para un efectivo y económico control de la colonia.

Máxima eficacia de fipronil a baja dosis

Fourmidor® posee la fiabilidad de fipronil, ampliamente demostrada en el cebo líder anticucarachas, Goliath® Gel, para el control profesional de hormigas.

El fipronil es un insecticida que actúa como disruptor del sistema nervioso central del insecto. Es eficaz a muy baja dosis y presenta un modo de acción novedoso para el control profesional de las hormigas.

A diferencia de los organofosfatos, los carbamatos y los piretroides, el fipronil (fenilpirazol) actúa sobre el canal de cloro regulado por el GABA, provocando un descenso de la inhibición regular de los impulsos eléctricos y por consiguiente la muerte por sobre-excitación.

Cebo con formulación de baja densidad muy apetecible

Fourmidor® ha demostrado la máxima efectividad para combatir la hormiga negra (Lasius niger), la hormiga amarilla (Lasius flavus) y otras especies de la subfamilia de las Formicinae.

Su formulación es dulce y viscosa, mucho menos sólida que el gel, puesto que tanto la experiencia como los estudios científicos demuestran que los cebos líquidos ricos en carbohidratos son especialmente atractivos para las hormigas recolectoras.

Puesto que las hormigas recolectoras no pueden detectar el principio activo, ingieren este insecticida irresistible para ellas que, además, comparten con el resto de la colonia mediante el proceso de transferencia de alimentos característico, denominado Trofalaxis.

Control rápido y total de las colonias de hormigas

La concentración de 0,05% de fipronil está exactamente estudiada para que las hormigas que ingieren Fourmidor® tengan el tiempo necesario para compartir esta melaza de alta apetencia con su colonia antes de morir.

Los estudios de investigación demuestran que el insecticida comienza a tener efecto letal entre las 12 y 24 horas posteriores a la ingesta. Los adultos, las larvas y las reinas mueren sistemáticamente después de haber ingerido el insecticida, incluso en pequeñas cantidades, produciéndose la muerte de toda la colonia en un plazo de 10-14 días.

Fipronil actúa con mayor rapidez y eficacia que los ingredientes activos que se usan habitualmente para el control de hormigas.

Rápido y fácil de usar en interiores y exteriores

Fourmidor® es un cebo líquido listo para aplicar de forma rápida y fácil en las áreas infestadas. Para su aplicación no es necesario diluir el producto ni utilizar equipos pulverizadores.

Su uso está indicado tanto en vivienda como en edificios comerciales, puesto que es prácticamente inodoro para los humanos.

Tampoco es irritante ni presenta riesgo de intoxicación por inhalación, por lo que su aplicación por parte de profesionales es adecuada en ubicaciones especialmente sensibles y delicadas por la proximidad de personas y animales domésticos.

Máxima eficacia en la aplicación para un mejor rendimiento.

Fourmidor® se presenta en cartuchos de 25 ml que permiten una aplicación rápida y cómoda con una pistola de aplicación convencional.

Aplique gotas de 3-4 mm de diámetro (y un peso aproximado de 0,05g) a lo largo de los caminos visibles de las hormigas. Deje una distancia de 30 cm entre gota y gota.

Para garantizar la máxima estabilidad y eficacia deben colocarse los puntos de cebo sobre superficies horizontales no absorbentes. En exteriores conviene utilizar cajas portacebos o similares para proteger el cebo de la lluvia, siempre que sea posible (en caso contrario, aplicar en grietas y hendiduras).

Aunque para interiores no es obligatorio el uso de portacebos para la aplicación de Fourmidor®, se recomienda su uso.

Inspeccionar las áreas tratadas una vez transcurridas de 1-2 semanas desde el primer tratamiento. Si se observa que el cebo ha sido totalmente consumido y que sigue habiendo hormigas, es probable que se trate de una infestación especialmente importante que requiera una segunda aplicación.

Un cartucho de 25 ml de Fourmidor® es suficiente para tratar infestaciones de unos 250 m de individuos en fila.

El uso de Fourmidor® está reservado al profesional especializado

Se puede conseguir en nuestros distribuidores:

Top