BASF Pest Control Solutions España
BASF Pest Control Solutions España

Contacto

Garrapatas

Las garrapatas son arácnidos que pertenecen a la subclase Acari, que incluye tanto a ácaros como a garrapatas. Se pueden dividir en dos familias: garrapatas duras (Ixodidae) y garrapatas blandas (Argasidae). Ambas familias están asociadas con la transmisión de enfermedades a los seres humanos, aunque los miembros de la familia de garrapatas duras son más fáciles de encontrar en y alrededor de las casas.

Dentro de la familia de garrapatas duras existen diversas especies conocidas como "garrapatas de la madera" que tienen una importancia crucial debido a su frecuente interacción con los seres humanos en el exterior y la transmisión de algunas enfermedades graves. Entre ellas se encuentran la garrapata de patas negras o garrapata de los ciervos (Ixodes scapularis), la garrapata de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (Dermacentor andersoni), la garrapata americana del perro (Dermacentor variabilis) y la garrapata estrella solitaria (Amblyomma americanum).

Ciclo vital

El ciclo vital de las garrapatas duras consta de 4 fases. Comienza con la puesta de huevos de las hembras. Según la especie, pueden poner agrupamientos de cientos a miles de huevos en grietas y ranuras protegidas, que muy pronto se desarrollan en larvas de seis patas. Las larvas se arrastrarán después hasta un lugar en el que pueden rozar a un huésped que pasa. Las larvas se arrastrarán dentro del animal huésped y comenzarán a alimentarse de su sangre.

La alimentación dura bastantes días antes de que la larva esté completamente llena, en cuyo momento sale del animal. Varias semanas después la larva muda y emerge como ninfa. En este momento la ninfa trepa de nuevo a un lugar similar en donde espera al siguiente animal huésped y repite el proceso. El adulto es capaz de esperar durante periodos importantes de tiempo antes de alimentarse, en algunos casos de 6 a 9 meses. Una vez que la hembra adulta se ha unido y alimentado de un huésped, se desprende y sólo puede comenzar a poner huevos.

Riesgos para la salud

Las garrapatas son vectores de muchas enfermedades en humanos. La fiebre maculada de las Montañas Rocosas, la fiebre recurrente, la enfermedad de Lyme y la encefalitis son algunas de las más graves. El verdadero peligro de las garrapatas proviene de los huéspedes que eligen durante las primeras fases de su ciclo vital. En muchos casos se alimentan de animales que son reservorios de enfermedades. Este es el caso de la garrapata de patas negras cuyas larvas y ninfas se alimentan de la sangre del ratón de patas blancas, un conocido reservorio de la enfermedad de Lyme, que después actúa de vector de esta enfermedad en los humanos. Un programa de control de garrapatas bien ejecutado y medidas de sentido común para evitar la mordedura de las garrapatas suponen una reducción de probabilidades de los peligros que implican las garrapatas alrededor de las casas para reducir los peligros que suponen las garrapatas alrededor de las casas.

Búsqueda (questing)

Las garrapatas pasan la mayor parte de su tiempo esperando unirse a un huésped animal en un proceso denominado questing. Las garrapatas no pueden saltar, de modo dependen de que sus huéspedes se acerquen a ellas para disponer de comida. Para sacar provecho de estas oportunidades, las garrapatas trepan por los tallos de hierbas altas, semillas u otros objetos adecuados y esperan pacientemente a que pase un mamífero para rozarlo.

Las garrapatas pueden percibir un huésped adecuado detectando las posibles señales químicas, especialmente el dióxido de carbono, las vibraciones y el movimiento. Cuando perciben a un huésped acercarse, aguantan con varias de sus patas y se enganchan a él conforme pasa o puede simplemente dejarse caer desde una posición elevada en el huésped.

Soluciones

Fendona 6SC®

Fendona 6SC®

El tratamiento de pulverización de primera elección. Un insecticida residual de alta eficacia con un efecto fulminante.

Más información
Top