BASF Pest Control Solutions España
BASF Pest Control Solutions España

Contacto

Cucarachas

Las cucarachas representan uno de los riesgos más importantes para la salud pública, acarreando diversas enfermedades nocivas. BASF ofrece soluciones con una combinación de control rápido y resultados duraderos.

El desafío contra las cucarachas

Las cucarachas son dominantes, escurridizas y abundantes. Están relacionadas con numerosos organismos patógenos, una fuente de alérgenos humanos e invariablemente una supuesta higiene deficiente. Como tales, su presencia en cualquier alimento conservado, procesado o servido es inaceptable.

No obstante, controlar las cucarachas en estos ambientes puede ser un gran reto. Viajan fácilmente sobre suministros, se reproducen con rapidez para vivir en el interior de grietas y ranuras de difícil acceso.

Las dificultades para su control suelen deberse a métodos con una inspección inadecuada, cuando no hay una buena cooperación entre los ocupantes de un edificio o por un exceso de confianza en productos o métodos de aplicación individuales.

El hecho de que incluso los niveles de control superiores al 90% pueden ser insuficientes para prevenir una reaparición relativamente rápida de los problemas hace que estos desafíos revistan una importancia particular.

Las cucarachas se encuentran habitualmente en instalaciones comerciales en las que se fabrican o manejan alimentos, como restaurantes y establecimientos de catering. También pueden encontrarse en viviendas, en las que viven en cocinas y desagües.

Las especies más comunes en Europa son blattella germanica (cucaracha alemana), periplaneta americana (cucaracha americana), blatta orientalis (cucaracha oriental) y supella longipalpa (cucaracha de banda marrón).

Entender el comportamiento de las cucarachas

A pesar de ser muy efectivas para adaptarse a las diferentes condiciones, las cucarachas necesitan cuatro recursos importantes para sobrevivir y prosperar:

  • comida
  • agua
  • calor
  • cobijo
Se agrupan entre sí de forma natural donde se den estas condiciones.

Las cucarachas alemanas, que son el principal problema en Europa, requieren un calor particular, por lo que generalmente viven en espacios interiores. Las cucarachas orientales de mayor tamaño viven igualmente en el exterior de las casas.

Aunque las cucarachas orientales buscan a lo largo de distancias mayores que sus congéneres alemanas, nunca generalmente se apartan más de unos cuantos metros de grietas, ranuras y espacios vacíos en los que se agrupan para buscar comida y agua.

Ambas especies buscan activamente la oscuridad, y muchos de sus individuos pasan la mayor parte de sus vidas en sus refugios protegidos, saliendo solo para buscar alimento.

Muestra preferencia por alimentos muy energéticos, mientras que los alimentos muy aceitosos, mohosos o deteriorados las repelen.

Mientras que los machos buscan activamente durante muchos días, las hembras pasan normalmente el 75% de sus vidas sin buscar y pueden sobrevivir durante más o menos 45 días sin comida, siempre que tengan acceso a agua. Las ninfas jóvenes también buscan relativamente poco.

La búsqueda se produce casi exclusivamente por la noche y la presencia humana les disuade de ello. Los individuos en poblaciones más grandes son más activos y menos selectivos en sus apetitos que las poblaciones más pequeñas, ya que tienen que competir de forma más intensa por la comida.

Puesto que las cucarachas se consideran incapaces de detectar olores a más de pocos centímetros, el éxito para localizar comida parece estar relacionado con los encuentros casuales optimizados por rutas regulares de actividad buscadora basada en la experiencia. Con un buen suministro de comida y agua en la proximidad cercana de su refugio, los individuos nunca entrarían en contacto con el cebo a una distancia algo mayor.

Un ciclo vital de aproximadamente 170 días en condiciones favorables y ootecas de 30-40 huevos puestos cada 2-3 semanas significa que las poblaciones de cucarachas alemanas pueden aumentar de forma masiva en muy poco tiempo, a pesar de niveles de control relativamente elevados.

Planificación del mejor control

Los programas de tratamiento para el control de las cucarachas que comportan una sola ronda de tratamiento con cebo de gel tienen poca probabilidad de proporcionar un control suficiente y sostenido.

Incluso en las mejores condiciones de campo el comportamiento natural de las cucarachas rara vez permite controlar más del 80% de cualquier población con una sola colocación de cebos.

En la mayoría de los casos el control sostenido requiere un enfoque integrado basado en una profunda comprensión del comportamiento de la plaga, una inspección exhaustiva, un buen saneamiento y un programa de tratamientos. Incluida la aplicación de cebos de seguimiento y tratamiento de grietas y ranuras, si es necesario.

Inspección

Dado que las cucarachas se agrupan todas juntas en refugios protegidos y buscan principalmente por la noche, es esencial la inspección exhaustiva de las zonas infestadas para planificar un tratamiento dirigido.

Las inspecciones es mejor efectuarlas por la noche con una linterna y un pequeño espejo flexible para examinar en los puntos menos accesibles los excrementos, pieles mudadas y cápsulas viejas de huevos, además de cucarachas vivas.

Los piretroides pulverizados en grietas y ranuras también pueden ser muy efectivos para identificar los lugares obligando a las cucarachas a salir temporalmente a los espacios abiertos.

Las tiras adhesivas son la mejor manera de establecer el nivel y el lugar de las infestaciones en la mayoría de los casos. Deben colocarse en zonas frecuentadas habitualmente por las cucarachas buscadoras, particularmente en lugares calientes y húmedos como debajo de las neveras u otros electrodomésticos, uniones de pared con suelo, alrededor de los bordes de accesorios y equipos y debajo de los muebles, etc.

Saneamiento

Las infestaciones de cucarachas son invariablemente mayores y más difíciles de controlar cuando el saneamiento es deficiente.

Para controlar a las cucarachas puede resultar una ayuda útil restringir la comida y los refugios, mientras que un buen saneamiento en la proximidad de los cebos generalmente mejora el control al reducir las fuentes alternativas de alimento y agua y aumenta la probabilidad de contacto con el cebo.

Las poblaciones pueden controlarse o erradicarse eliminando el desorden o retirando los muebles o los electrodomésticos muy infestados. Puesto que los cambios en el ambiente parecen interferir con el comportamiento aprendido, el saneamiento también puede ser útil para combatir que eludan los cebos.

BASF ofrece soluciones integrales contra las cucarachas poner fin a las situaciones en las que se hace difícil el control por haber aplicado un enfoque convencional para controlar las cucarachas. Nuestras soluciones ofrecen una completa estrategia, con toda una serie de productos de vanguardia para hacer frente a problemas como la aversión a los cebos y la resistencia química.

Colocación del cebo

La efectividad de los cebos de insecticidas depende de los individuos que los consumen.

Esto hace que sea importante usar cebos que son muy sabrosos y mantienen su apetencia durante periodos prolongados.

Incluso así, el alcance restringido de búsqueda de la mayoría de las cucarachas significa que la efectividad de los cebos puede estar seriamente comprometida debido a una mala colocación. Para que sean efectivos deben situarse lo más cerca posible a los refugios de las cucarachas en una zona infestada.

Al igual que las tiras adhesivas, también necesitan estar bien colocadas si han de interceptar a cucarachas con más edad para evitar que recelen de las mismas. Los puntos de colocación de los cebos en las zonas calientes, húmedas y oscuras preferidas por las cucarachas son probablemente las más efectivas. Se recomienda retirar los paneles de acceso para acceder a las zonas internas más que poner los cebos justo en las superficies externas.

Control en cascada

Para un control completo y sostenido al máximo, también es necesario que los insecticidas lleguen a las hembras no buscadoras y a las ninfas dentro de los refugios en cantidad suficiente.

Esto se logra con la aplicación de cebo por el hecho de que las hembras y las ninfas comerán individuos envenenados que regresan para morir y sus heces, especialmente si su acceso a otros alimentos está limitado.

La magnitud en la que este "efecto cascada" será efectivo para controlar la población no buscadora depende claramente de la potencia del insecticida. Incluso con la sustancia activa más potente de que se dispone, el fipronil, es improbable que muchas infestaciones sean eliminadas por completo en una semana, especialmente si se trata de cucarachas orientales más que las alemanas. El control también resulta más difícil si la infestación es relativamente grande o si existe un gran número de fuentes de alimentos alternativas.

Tratamiento de grietas y ranuras

Incluso con una buena colocación de cebo de gel puede ser necesario complementarla con un tratamiento adicional de grietas y ranuras.

La efectividad de los cebos de insecticidas de menor potencia, en particular, tiende a ser limitada debido a un "efecto de cascada" menos efectivo así como a cualquier restricción en la captación.

De igual modo, el control total solo se puede lograr tanto una vez todos los huevos hayan eclosionado y las ninfas hayan madurado al estado de buscadoras como que hayan consumido suficiente insecticida al comerse los individuos envenenados o sus heces.

La mejor manera de soslayar estas dificultades es complementar el tratamiento dirigido de los refugios importantes con una pulverización de insecticida residual.

Debido a su naturaleza indetectable, no perceptible por la plagas, Mythic® SC debe ser el primer tratamiento anticucarachas elegido de grietas y ranuras, tanto para mejorar la velocidad de control a lo largo de los cebos dirigidos como principal prescripción en zonas en las que es probable que los cebos sean menos efectivos. Otra herramienta muy eficaz es Fendona® SC, que se aplicará como barrera siempre teniendo en cuenta no aplicarlo en la zona donde hayamos usado cebos.

Control económico

Minimizar el tiempo de tratamiento y maximizar la eficacia es la mejor forma de garantizar el control más económico.

Asegurar la colocación correcta y más efectiva de los modernos cebos anticucarachas puede suponer consumo de tiempo para operarios menos experimentados.

Una nueva estrategia de control basada en las recomendaciones estándar del número de puntos de colocación de cebos más que la estrategia tradicional de colocar puntos de cebo por metro cuadrado de la zona infestada pueden suponer un gran avance para acelerar las aplicaciones y sacar el máximo provecho de los productos.

Para evitar re-llamadas por parte de los clientes y maximizar tanto la satisfacción del cliente como la rentabilidad de la empresa, es necesario emplear los productos de control adecuados y efectivos (como Goliath® Gel).

Tratamiento integrado

Los cebos se han convertido en el tratamiento de elección en la mayoría de los programas de control por su comodidad, facilidad de uso y las mínimas molestias para el cliente, en tiempo y en cuestiones de olor y exposición.

Los cebos anticucarachas con un gel bien formulado como Goliath® Gel son esenciales en la mayoría de las tareas domésticas así como en las de las cocinas comerciales y restaurantes.

Sin embargo, cuando las zonas afectadas son grandes con amplios huecos, como algunos lugares de procesamiento de alimentos y muchas fábricas y almacenes, la pulverización de grietas y ranuras con un insecticida residual Fendona® puede ser inútil. En el caso en que se quiera hacer una aplicación conjunta se tiene que recurrir a un insecticida no repelente como Mythic® SC o un cebo alternativo con otro ingrediente activo y modo de acción como Mythic® Gel. De igual modo, cuando la presión está puesta sobre el control total y más rápido, como suele ser el caso en restaurantes y puntos de venta públicos de alimentos, un tratamiento bien dirigido en grietas y ranuras puede ser un complemento muy útil para exterminar adultos no buscadores y ninfas.

En estas circunstancias no sorprende que la aplicación de insecticida residual en grietas y ranuras continúe siendo un elemento importante en el control moderno de las cucarachas junto con el uso de cebos con suficiente efecto "cascada“ como Goliath® Gel.

Para minimizar la posibilidad de que las cucarachas desarrollen resistencia a los insecticidas o aversión a los cebos, se recomienda no usar una sola sustancia activa o formulación de cebo como únicos medios de control a lo largo de un periodo prolongado en el mismo lugar.

Soluciones

Mythic® Gel

Mythic® Gel

El gel contra cucarachas que te sorprenderá por sus resultados

Más información
Mythic® SC

Mythic® SC

La solución complementaria no piretroide para el control de chinches, hormigas y cucarachas

Más información
Fendona® 6SC

Fendona® 6SC

El tratamiento de pulverización de primera elección. Un insecticida residual de alta eficacia con un efecto fulminante.

Más información
Goliath® Gel

Goliath® Gel

Goliath® Gel es un insecticida para uso profesional, diseñado para controlar diversas especies de cucarachas (Blattella germanica, Supella longipalpa, Periplaneta americana, Blattella orientalis).

Más información
Top