BASF Pest Control Solutions España
BASF Pest Control Solutions España

Contacto

Chinches de cama

Difíciles de detectar, persistentes y con presencia creciente, el control de las chinches requiere de experiencia y profesionalidad, además de una cooperación importante por parte del cliente y soluciones efectivas para eliminarlas.

El desafío contra las chinches

Las densas poblaciones urbanas, las grandes migraciones de personas y las mayores restricciones de los insecticidas residuales han contribuido a un importante resurgir de los problemas causados por chinches en los últimos años.

Aunque los dormitorios continúan siendo el lugar principal de las infestaciones, la capacidad de las chinches para recorrer enormes distancias en la ropa, el equipaje y el mobiliario. Como resultado que se pueden encontrar chinches en una gran diversidad de lugares, como oficinas, escuelas, tiendas, cines o transportes públicos.

Esto significa que los controladores deben ampliar siempre las inspecciones y, si es necesario, los tratamientos en otras partes de las instalaciones en las que se detectan infestaciones.

Las recientes investigaciones europeas demuestran además que, aun en caso de que no tengan problemas importantes de resistencia, las chinches son con diferencia las plagas de insectos más difíciles de controlar.

Por estos motivos, es realmente importante combatir las chinches con una sólida estrategia de Gestión de plagas integrada de BASF combinando tanto métodos químicos como no químicos para un control completo.

Pocas plagas suponen desafíos de control tan complejos como las chinches. Las investigaciones han demostrado que las cepas de chinches que presentan resistencia a los insecticidas piretroides están actualmente muy propagadas en todo el mundo. Los problemas relacionados con la repelencia a los piretroides y su eliminación demuestran que es necesario un enfoque más inteligente para controlar las chinches.

Este enfoque debe basarse en cinco supuestos clave:

  • Inspeccionar para establecer la extensión y el lugar de la infestación.
  • Prescribir la mejor estrategia para la situación particular.
  • Comunicar para establecer las expectativas correctas y obtener la cooperación suficiente.
  • Tratar usando los productos más efectivos de la forma mejor y más segura.
  • Realizar un seguimiento para evaluar los resultados y repetir el tratamiento, si es necesario.

Localización del problema

Siempre que exista sospecha de infestaciones por chinches, es vital una inspección exhaustiva de las zonas problemáticas principales para verificar su presencia e identificar todos los lugares de actividad y los refugios para su tratamiento.

Esto resulta crucial ya que las chinches rara vez son activas durante el día y se pueden alojar dentro de grietas y ranuras muy estrechas.

Siendo pequeñas, las chinches, sus huevos y depósitos fecales son fáciles de pasar por alto sin la ayuda de una buena linterna y lupa.

Las zonas claves a inspeccionar son, entre otras:

  • Costuras, botones y pliegues de colchones;
  • Muelles de cajas, marcos y somieres de camas;
  • Sillones, sillas, cojines y cortinas;
  • Molduras de ventanas y puertas;
  • Detrás de papeles de pared y cuadros;
  • Grietas en las paredes o suelos de madera;
  • Debajo de las alfombras a lo largo de las paredes, rodapiés y huecos en la pared (enchufes y placas de interruptores)
  • Maletas, cajas y otros artículos portátiles.

Los inspectores deben estar atentos al típico olor a chinches. También deben estar preparados para mover y apartar artículos de los muebles, mirar dentro de las conexiones eléctricas y levantar las alfombras a lo largo de los bordes para no pasar por alto ningún posible lugar de refugio.

Siempre que se detecten pruebas de la presencia de chinches, también deben inspeccionarse las habitaciones adyacentes y otras zonas de las instalaciones para verificar la extensión total de la infestación.

Preparación del suelo

Con las chinches, más que con cualquier otra plaga de insectos, es primordial para tener éxito una buena preparación tanto del cliente como de las instalaciones sometidas al tratamiento. Es necesario preparar a los clientes por el hecho de que un tratamiento inicial contra las chinches puede tardar cinco horas o más e implicar un considerable trastorno, así como la probabilidad de que puede ser necesario repetir el tratamiento para lograr un control completo.

También es preciso tener en cuenta el tiempo y el número de tratamientos que se necesitan y, por ende, aumentarán los gastos de forma notable, advertir en el entorno a los clientes o huéspedes, ya que son esenciales los compromisos activos del cliente y de los ocupantes y la cooperación en el proceso para que resulte lo más rentable posible.

Lavandería

Deben levantarse por completo las camas antes del tratamiento insecticida y colocar las sábanas, edredones, mantas, doseles y otras piezas de cama embaladas en una bolsa de basura y lavarlas en lavadora o en una lavandería especializada.

También deben retirarse cortinas, muebles pequeños y cualquier ropa que pueda suponer un alojamiento y lavarse exhaustivamente o limpiarlos en seco.

Para terminar con todos los estadios de las chinches, es necesario lavar los materiales en agua caliente (> 49ºC durante > 10 minutos) con jabón o detergente antes de secarlos en una secadora (> 60ºC durante > 20 minutos).

Aspirado

Aunque sus huevos tienden a estar demasiado adheridas a las superficies como para poderlos retirar con facilidad, es útil el aspirado de las superficies expuestas o los lugares de descanso para eliminar un número importante de las ninfas y las chinches adultas.

Con el uso de un aspirado a través de un filtro de aire de alta eficiencia (HEPA) se asegurará que también se eliminen los muchos alérgenos asociados con las chinches y sus residuos.

Las bolsas de vacío deben eliminarse inmediatamente, cerrarlas herméticamente dentro de una bolsa de plástico e incinerarlas o llevarlas a un punto de recogida de basuras normal.

Otras consideraciones

Dado que las chinches migrarán de las zonas tratadas a las no tratadas, es importante asegurar que también se traten todas las habitaciones adyacentes.

El acceso a las zonas tratadas debe restringirse el tiempo que marque la etiqueta de cada producto como plazo de seguridad (si lo hubiera) o hasta que los sedimentos del producto usado estén secos. El tiempo que se necesita para ello dependerá de las condiciones, con un secado acelerado con una buena ventilación. Como norma, generalmente es suficiente un periodo de re-entrada de una hora para asegurar el secado.

Seguimiento

En aproximadamente 10 días debe realizarse una nueva visita e inspeccionar a fondo de nuevo las instalaciones.

Cualquier zona en la que persistan las chinches debe tratarse de nuevo junto con cualquier zona nueva a la que hayan podido migrar para escapar del tratamiento inicial.

Este seguimiento es esencial ya que los huevos de las chinches eclosionarán después del tratamiento inicial.

También es útil para identificar cualquier zona de infestación que se haya podido pasar por alto inicialmente.

En los casos de infestaciones intensas se recomienda una tercera visita, al cabo de otros 10 días.

Si es posible, debe pedirse a los hoteles que dejen libres las habitaciones no ocupadas hasta que se elimine la infestación.

Soluciones

Mythic SC®

Mythic SC®

La solución complementaria no piretroide para el control de chinches, hormigas y cucarachas

Más información
Fendona 6SC®

Fendona 6SC®

El tratamiento de pulverización de primera elección. Un insecticida residual de alta eficacia con un efecto fulminante.

Más información
Top